miércoles, 26 de noviembre de 2014

Sub 20s toman la responsabilidad

Al técnico cubano le ha tocado armar un verdadero rompecabezas
Diesmada y casi sin cambios a mano, la selección cubana de fútbol sub 21 llega hoy a la semifinal de los Juegos Centroamericanos frente al gran favorito del torneo: México, vaya que no solo nos tocó bailar con la más fea, sino que también habrá que besarla.

Ante las bajas de sus principales figuras el seleccionador cubano Raul González Triana tendrá que darle entrada en su once inicial a dos de los tres jugadores Sub 20, que se incorporaron al grupo tras la eliminatoria de su categoría.

Bryan Rosales y David Urgelles debutarán esta noche y les tocará calzarse pantalones de gente grande para cumplir con la tremenda responsabilidad que se les pide cumplir.

No son, sin embargo, dos improvisados, ya que ambos cuentan ya con experiencia mundialista a demás de haber sido de lo más rescatable de la última selección cubana Sub 20 de fútbol, aunque esta noche y por motivos de necesidad ambos tendrán que desempeñarse en posiciones en las cuales no son habituales.

Para aprovechar su rapidez y grandes condiciones técnicas, como ya habíamos especulado, Triana mandará a la Bala Rosales como punta izquierda, mientras que la Bestia Urgelles tratará de hecharle la garra y meterle colmillo a cualquiera que intente penetrar por la banda derecha cubana, dejando de esta manera a la selección con un planteamiento 4-4-2 en el terreno y solo la presencia de Pedro Anderson y Emmanuel Labrada como posibles recambios.

Sandy Sánchez volverá a ser nuestro hombre bajo los palos, con Yosel Piedra y Urgelles como laterales, Arturo y Colón seguirán como centrales, no habrá modificaciones tampoco variaciones en la contención donde Yolexis y Clavelo seguirán en sus labores de cortar y distribuir juego, mientras que el Pitufo Pérez y la Bala se encargarán de explotar las puntas para que Santa Cruz y Reyes busquen perforar la meta mexicana y dar el sorpresón.

Cuba deberá a hacer su juego, olvidarse del color de la camiseta de enfrente, tocar, mover el balón, aprovechar su velocidad y no prestar el balón, jugar a lo que sabe y no prestar el balón al conjunto mexicano, pues esto puede ser jugar a la ruleta rusa.

Difícil pinta la cosa pero no imposible para un grupo con el que la adversidad siempre se ha ensañado pero al que parece que las cuestas empinadas y las dificultades los convierten en aún mejores. Oficio y mucha experiencia por parte de los mexicanos que tendrán de su lado el apoyo de los suyos. Corazón y garra por los nuestros.

Difícil, muy difícil, pero no imposible, la adversidad es un obstáculo que conocen muy bien nuestros muchachos, y aunque los especialistas digan lo contrario y digan que Cuba va al matadero esta noche al Pirata Fuente, yo voy con los míos, yo confío en los míos, y si alguien lo duda, les contaré cuando estemos jugando en la final.

Vamos Cuba, Cojones que si se puede.



lunes, 24 de noviembre de 2014

Esta si es mi Cuba.

Andy Baquero fue expulsado y se perderá la semifinal ante México
Esta Cuba, la de anoche, la de Luis Pirata Fuente, la de Veracruz, si es mi Cuba, guerrera, luchando dejando alma y vida sobre una cancha imposible, fangosa y pesada por la lluvia, esta es la Cuba que queríamos ver, que añorábamos y no aquella de la Copa de Caribe rácana, falta de hambre de triunfo y conformista.

Quiso el destino que viviéramos en menos de un mes destinos similares, llegar al último partido del grupo necesitados de una victoria para ganarlo y aunque los resultados fueron los mismos la trayectoria de los mismos fue. muy diferente. Fue un autentico partidazo, con Cuba dominante, con la osadía y capacidad de tocar, triangular y rotar en un verdadero pantanal, Cuba se robó el balón y el show ante una Venezuela, que no pudo nunca encontrar el camino de la marea roja cubana que llegaba y llegaba convirtiendo en figura al portero venezolano que con dos excelentes intervenciones evitó que los nuestros se pusieran en ventaja, primero ate un trallazo de Yosel Piedra que sacó a una mano y después ante un cabezazo de Héctor Morales que lo encontró muy bien posicionado.

Cuba pudo ponerse en ventaja en la primera mitad cuando un excelente cobro de Andy Baquero, encontró la cabeza de Maykel Reyes que envió el cuero al fondo de las redes, sin embargo el gol del viñalero fue anulado por un milimétrico fuera de juego. Cuba siguió carburando en la segunda mitad, peleando cada balón como si fuera el último y aguantando el embate de las continuas entradas de los venezolanos que ante la incapacidad técnica apelaron al juego brusco para detener los embates de los nacionales, con la total complicidad del árbitro Valdin Legister de Jamaica, con el cual no tuvimos mucha suerte en el primer partido y mucho menos anoche, cuando para rematar su actuación expulsó al capitalino Andy Baquero en el tiempo de compensación. 

Fue el futbol, injusto, muy injusto y se ensaño con el mejor de los dos, con el que puso la alegría, el futbol, el espectáculo, fue de esas noches en las que la pelotica se niega a entrar, en la que esos cruces de balón quedan a milímetros de los rematadores o en las que el portero se viste de héroe para cerrar su marco y ahogar el grito de gol.

Fue de esos encuentros que llena la pupila y que invita a verlo de pie, palpitando a cada momento y con un cierre cardíaco, pues con una Cuba volcada, entregada al ataque aparecieron algunas posibilidades en la zaga que propiciaron algunos remates al marco muy bien controlados por Sandy Sánchez que se va consagrando bajo los tres palos.

Fue otra noche de gran demostración del capitalino Adriá Diz Pe, nombrado jugador del partido, de Andy Baquero, a pesar de su expulsión, siempre subiendo acompañando en el ataque o replegándose en defensa, de Yordan Santa Cruz siempre incisivo, de Maykel Reyes, de Dayron Pérez, al que le tocó calzarse la botas grandes dejadas por Arichel “La Perla” Hernández trabajo que cumplió con nota de sobresaliente pues el pequeñín número 11 no desentonó en ningún momento mostrando sus grandes dotes técnicas.

Fue una Cuba de juego excepcional que no pudo cumplir su objetivo pero que dejó un muy grato sabor de boca, mostró ser un equipo que no se arruga ante situaciones grandes o complicadas y que será un equipo que plantará cara ante el favorito México en semifinales.

Ayer no se logró el objetivo, no se lograron los tres puntos pero hoy podemos estar tranquilos, porque nuestro futbol, nuestras glorias pasadas, nuestra historia futbolística en está en muy buena manos, calidad y corazón hay mucho en estos jóvenes, ahora le toca a los Dueños del Futbol no dejar que se pierdan.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Sangre, sudor y tres puntos

Yordan Santa Crz (aquí en el Mundial de Turquía) autor de un verdadero
golazo ayer
La selección Sub 21 de futbol venció con facilidad: 2-0 al conjunto de Haití asegurando de paso su clasificación a la siguiente ronda.

Tras la excelente actuación y victoria sobre Costa Rica en la primera jornada se esperaba que la selección cubana presionara a los haitianos desde un inicio en busca de resolver el partido desde temprano imponiendo la mayor calidad de sus jugadores, sin embargo los nuestros  parecieron no aparecer y de estar medio adormilados, empeñándose en buscar la espalda de los defensores rivales con pases largos que nunca encontraron sus destinatarios.

Con Cuba sin encontrar su juego y Héctor Morales sin aparecer en el partido Haití trató de aprovechar su velocidad poniendo a la zaga Cuba en apuros en varias ocasiones y convirtiendo a Sandy Sánchez en el más ocupado de los dos arqueros.

Con el partido enredado y sin claridad Cuba necesitaba de la magia y el talento de sus jugadores y ahí apareció Yordan Santa Cruz para con un gol de otro partido  resolver el encuentro.

El 8 apareció sobre la izquierda, en su área de influencia y ante la marca rival, tuvo tiempo para levantar la cabeza ver al cancerbero haitiano y levantar un balón que voló sobre la cabeza y estirada del guarda palos adversario para irse a meter cerca de la escuadra del segundo palo, un verdadero golazo, que por si sólo pagaba la entrada y que daba a Cuba no solo la ventaja, sino también la tranquilidad.

De ahí en más fue todo Cuba, no por lo punzante sino  por el control y calma con el que manejaron el partido, misma que exasperó a los jugadores haitianos que en más de una ocasión entraron con las piernas demasiado altas muchas veces cercanas al rostro de los nuestro y en una impactando sobre el rostro de la Perla Hernández quien debió ser sacado del partido con el rostro sangrante, entrada que le valdría a Jean Jean Becker la tarjeta roja.

Con la ventaja en el marcador. un hombre más y a sabiendas de que en 48 horas tendría que enfrentar a Venezuela por el primer lugar del Grupo, Cuba metió el partido a la nevera y apenas se desgastó, fue un cazador paciente que jugó con su presa esperando el momento oportuno, para golpearla nuevamente y aniquilarla.

Una paciencia que adormilaba que movía el partido al aburrimiento, al borde del sueño mismo en el que pareció enredarse la defensa haitiana que en un pase filtrado sobre Héctor “el Chino” Morales, que si estaba en la cancha, cometió un claro penal sobre el jugador Capitalino.


Dueño de los cobros desde el punto de penal Artuo Diz Pe, de excelente partido, tomó el balón y liquidó el partido mandando el cuero a besar el tejido para el 2-0.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Restaurando el honor.

Tras la calamitosa actuación de la selección mayor cubana en la pasada Copa del Caribe, le tocaba a la Selección Sub 21 cubana restaurar el maltrecho honor del futbol cubano y los dirigidos por el avileño Raúl González Triana no solo asumieron el reto sino que lo cumplieron.

El rival no pudo estar más a modo: Costa Rica, un equipo de gran prestigio y con una cuenta pendiente ante los nuestros ya que fueron los cubanos los que los dejaron fuera del Mundial Sub 20 hace un año, sin embargo la revancha quedó sólo en eso y los nuestros, como en puebla hace un año atrás vencieron a los ticos con marcador de 2-1.

Habría que viajar mucho en el tiempo para encontrar un mismo equipo cubano que haya vencido a uno tico en dos ocasiones consecutivas ya sea a nivel de clubs o de selecciones nacionales, tanto, como hasta el año 1925 cuando el Fortuna, Campeón invicto de cuba ese año, visitó tierras ticas y se apuntó tres victorias y un empate frente a los mejores clubs costarricenses de la época.

Dato que por si solo sirve para resaltar la labor de estos muchachos, que con sus actuaciones han hecho que a este grupo de jugadores ticos se les haya etiquetado ya como la Generación Pérdida del Futbol tico, generación que ha tenido la mala fortuna de encontrarse con la mejor generación de jugadores cubanos de los últimos tiempos y que han contado además con la suerte de tener un entrenador que sabido sacar de ellos los mejores dividendos.

Cuba ganó ayer, porque como hace un año atrás, fue mejor que Costa Rica, porque siempre se jugó al ritmo de Cuba, porque aunque pareció que Costa Rica contralaba el partido en el inicio fue Cuba quien realmente lo hacía trabando bien el partido  y no dando libertades siendo el gol tico más un hecho anecdótico, que el resultado de una superioridad y que sirvió para que Cuba soltara las amarras y terminara llevándose los tres puntos gracias a la calidad de sus jugadores y a una definición de crack del pinareño Maykel Reyes.

Ya habíamos dicho en una artículo anterior cuando se hablaba de las bajas de Lahera y Cervantes, que la delantera cubana no echaría mucho de menos la ausencia del capitalino debido a la calidad de hombres como Reyes y Arichel Hernández, recibiendo, el primero, todo tipo de elogios y piropos de los locutores ticos que siguieron el partido no sólo por su gol, sino también por su labor y entrega en el frente de ataque.


Sin embargo no todo fueron buenas noticias para el seleccionado cubano que perdió a una de sus principales figuras el capitalino Daniel Luis Sáez quien estará de baja cuatro semanas.

Ahora los cubanos buscarán los tres puntos y la clasificación frente al seleccionado de Haití  que cayó en su debut, 0-4, frente al representativo de Venezuela y de paso buscarán vengar la derrota de la selección mayor frente a los haitianos en la discusión del tercer puesto de la pasada Copa del Caribe.

Cuba (2) – Sandy Sánchez – Andy Baquero, Jorge Luis Clavelo, Yosel Piedra, Yordan Santa Cruz (Pedro Anderson 95’), Maykel Reyes, Héctor Javier Morales (Dairon Pérez 88’), Arichel Hernández, Adrián Diz Pe, Daniel Luis Sáez (Yolexis Collado 13’), Abel Martínez.

Costa Rica (1); Jorge Jara – José Sosa (Iván Ramírez 81’), Eick Cabalceta, William Fernández, William Quiros (James Hudson 69’), Luis Sequeira, Francisco Rodríguez, Dylan Flores, Randall Leal (Juan Arguedas 60’), Steve Garita, Joseph Mora.

TA: Adrián Diz Pe


Árbitros: Legister Valdin (Jamaica) – Graeme Browne (St. Kitts & Nevis), Richard Washington (Jamaica)