viernes, 16 de abril de 2010

Liga única y Copa Cuba

Mucho se ha debatido sobre lo inadecuado del actual sistema de juego del Campeonato Nacional y de que el mismo necesita un cambio hacia el sistema de Liga, punto este en el que existe un consenso de más del 90 por ciento de los seguidores del futbol en la Isla.

Pese a la continua súplica y presión de los que soñamos por un futuro mejor en este deporte la Federación Nacional sigue prestando oídos sordos y el sistema de grupos y play-offs se mantiene pese a seguir demostrando ser un sistema injusto que premia a la espectacularidad y no a la regularidad.

Mucho dirían que el sistema de Liga beneficiaría a Villa Clara equipo que acostumbra a acumular la mayor cantidad de puntos en la eliminatorias, pero ¿Qué tan cierto es esto? Veamos algunos datos:

2003
Villa Clara - 41 ptos
Ciego - 31 - Campeón
Holguín - 26
Cienfuegos - 25
2004-05
Villa Clara - 35 - Campeón
Pinar - 30
Holguín - 29
Las Tunas - 29
2005-06
Holguín - 32 - Campeón
Santiago de Cuba - 30
Cienfuegos - 29
Granma - 27
2006/07
Pinar del Río - 38 - Campeón
Villa Clara - 35
Cienfuegos - 32
Guantánamo - 25
2007/08
Villa Clara - 69
Cienfuegos - 65 - Campeón
Ciudad de La Habana - 59
Pinar del Río - 50
2008/09
Villa Clara - 54
Camaguey - 51
Cienfuegos - 50 - Campeón
Ciudad de La Habana – 49

2009/10
Villa Clara – 61 puntos
Ciego de Ávila – 59 puntos – Campeón
Las Tunas – 59 puntos
Guantánamo – 52

Mirando fríamente estos números habría que añadir otras cuatro coronas a las arcas villaclareñas, pero a veces nuestros ojos y las frías matemáticas pueden jugarnos una mala pasada.

Por ejemplo en ninguna de las dos temporadas en que el Campeón se decidió por el sistema de Liga Villa Clara pudo ejercer su hegemonía, de hecho en la temporada 2005-06 ni se clasificó para la ronda final, mientras que al año siguiente tuvo que ver a los verdes de Pinar del Río alzar el título.

El sistema de grupos y play-off es engañoso cuando de hablar de la potencia de los diferentes equipos pues algunos juegan con el objetivo de clasificarse y una vez obtenido el mismo se dedican a darle juego a los hombres de la reserva guardando a sus mejores hombres para las etapas definitorias, algo que conlleva a la perdida de interés de los aficionados conocedores de que sus máximos ídolos no estarán en el terreno o que solo estarán por varios minutos.

Todo esto pudiera evitarse si en vez de un puesto por la clasificación lo que estuviera en juego es el titulo nacional, lo que haría que cada equipo jugara sus partidos como verdaderas finales, como sucedió en las temporadas que se decidió el campeonato por el sistema de Liga en los que al último juego se llegó con hasta tres equipos con posibilidades de llevarse el trofeo.

Pese a esto este último punto es el que esgrimen los defensores del sistema de grupos como punto negativo sobre el sistema de Liga, si solo tres llegan hasta las últimas instancias con posibilidades ¿qué sucede entonces con los otros 13?

Pues aquí es donde entraría a jugar un papel importante la Copa Cuba, pues la posición final del Campeonato Nacional se podría usar como pareo para la Copa Cuba, que podría desarrollarse en los meses de Agosto y Septiembre con el sistema de eliminación con partidos de ida y vuelta. Los cruces serían el primero contra el 16., segundo contra el 15 y así sucesivamente.

De esta forma los equipos mantendrían el interés hasta el último de sus encuentros del Campeonato Nacional pues no sería lo mismo enfrentarse al Campeón que al tercero o cuarto.

Si a todo esto le añadimos el incentivo de que el Campeón de dicha Copa sea el segundo representante a la Copa de Campeones y Subcampeones del Caribe (aunque bueno primero tendríamos que lograr que la Federación se dignara a inscribir al Campeón Nacional) estamos seguro que el interés, no solo por esta Copa, sino que por el Campeonato Nacional aumentaría entre los equipos participantes y para los amantes del futbol deseosos de ver más futbol del nuestro.

martes, 13 de abril de 2010

¿Segunda división en Cuba? Una muerte segura


Tras concluido el 95 Campeonato Nacional de Futbol y en vista de la abismal diferencia (16 puntos) entre el pelotón de avanzada y los rezagados volvió a surgir entre muchos fanáticos la idea de la creación de dos divisiones con un sistema de ascenso y descenso, una forma de competencia que se usó en Cuba haya por la década de los 80 y que posteriormente se abolió.


La idea aunque pareciera buena y conduciría a la abolición del poco popular sistema de grupos y play-off, nos resulta, a nuestro modesto modo de ver, impracticable, además de contar con poco apoyo dentro de los mismos futbolistas.


Es cierto que existen diferencias, a veces marcadas, entre los equipos que participan en el torneo nacional, pero esta es la regla común en todas las ligas del mundo.


Miremos varios casos.


En Alemania, la diferencia entre el líder (Bayer Munich) y el último (Hertha Berlín) es de 38 puntos, más aun la diferencia entre el equipo berlinés y el décimo de la tabla (Mainz) es de 19 puntos.


En España la cosa aun es peor, pues la diferencia del Súper Barca y el décimo puesto (Atlético de Madrid) es de 40 puntos, por no hablar ya del último clasificado (Xerez) que solo ha acumulado 23 puntos.


En Inglaterra pasa otro tanto, el Chelsea líder de la Premier le saca 31 puntos al décimo puesto (Stoke City) y ¡60! al último lugar, ocupado por el Portsmouth.


Para cerrar nuestro recorrido europeo habría que hablar de Italia. La situación en el Calcio es un poco más “apretada” ya que la Roma, actual Líder aventaja al Genoa, décimo de la tabla, por 23 puntos y al último lugar (Livorno) por “solo” 42.


Habrá quien diga que las abismales diferencias en estas Ligas se debe a los diferentes presupuestos de los equipos y las inversiones que hacen los clubs, algo que no tiene nada que ver con nuestro futbol, algo que es cierto pero nuestra idea al traer estos números es solamente demostrar que en todas la ligas existen estas diferencias entre los de arriba y los de abajo.


En nuestro futbol en donde no se contratan jugadores, sino que se usan los oriundos de cada provincial, el problema puede darse por varias razones desde el pobre trabajo en la base hasta el desánimo o falta de interés por las duras condiciones en que se desarrolla el torneo esto último podría explicar el porqué varios equipos pasan de una buena temporada a una pésima y viceversa.


Pese a tener similitudes, con las Ligas expuestas arriba en cuanto a la diferencia entre los equipos fuertes y los débiles, nuestro Campeonato a diferencia de aquellos no soportaría una estructura de dos divisiones por diferentes razones.


La primera y más ponderosa sería el apoyo que una segunda división podría tener. Si con el sistema actual de una sola división se presentan problemas de desatención no solo a los terrenos de juego, si no a los deportista en sí, ¿qué clase de soporte podríamos esperar para la división inferior? Saque usted sus mismas conclusiones.


El otro aspecto es el del seguimiento, no solo para los estadísticos deportivos sino para la población en general. El Campeonato Nacional de Futbol, es sin duda uno de los que menos divulgación de la prensa escrita recibe y no nos referimos a la cobertura radial y televisiva pues esta no existe, al menos en las emisoras de cobertura nacional por lo cual creemos, con base suficiente, que de esa supuesta liga jamás tendríamos noticias.

Estos dos puntos serían suficientes para matar a nuestra segunda división, pero aún hay más.


Al reducirse el número de equipos se reduciría además el número de partidos lo cual es sin duda perjudicial para el desarrollo de nuestros jugadores, que tienen en el torneo nacional la única posibilidad no solo de mostrar sus habilidades, sino de mantenerlas, ya que torneos como la Copa de Campeones provinciales ha desaparecido, en primer lugar porque hay provincias en la que no se desarrolla el Torneo Provincial.


Para compensar esto habría que incrementar el número de rondas a jugar en el torneo, con la consabida necesidad de aumentar el número de viajes de los equipos en cada división a las distintas sedes lo cual a sabiendas de las permanentes dificultades económicas de la Federación Cubana de Futbol terminarían por sepultar este tipo de torneo.


Además existe la parte humana, la del jugador su parte motivacional, si los problemas económicos y de difusión no fueran suficientes para acabar con el ánimo competitivo de nuestros futbolistas, el saberse en una segunda división, sin posibilidades de integrar el equipo de mayores, terminaría por ahuyentar cualquier intensión de los jugadores de participar en esta segunda división.


Por último estaría decidir cuántos equipos integrarían cada una de las divisiones, en los 80 se dividían en 8 para la primera y seis para la segunda, con ascenso directo del campeón de la Zona B (como se le llamaba) mientras que el Segundo jugaba un play-off con el penúltimo de la Zona A o Primera División. Además de decidir quienes estarían en cada grupo. ¿Se iría por tradición o por los resultados en los últimos torneos?


De usarse la última opción, creemos que lo más lógico sería usar la actuación en las últimas tres temporadas, las mismas en las que se ha usado el actual sistema de todos contra todos. La suma de los puntos acumulados en esas tres campañas arrojó algunos sorprendentes resultados y que queremos compartir con ustedes


1 – Villa Clara – 184 Puntos
2 – Cienfuegos – 161 Puntos
3 – Ciudad de La Habana – 155 Puntos
4 – Camagüey – 148 Puntos
5 – Ciego de Ávila – 146 Puntos
6 – Las Tunas – 142 Puntos
7 – Santiago de Cuba – 130 Puntos
8 – Guantánamo – 123 Puntos
9 – Pinar del Rio – 121 Puntos
10 – Provincia La Habana – 118 Puntos
11 – Granma – 116 Puntos
12 – Holguín – 110 Puntos
13 – Sancti Spiritus – 87
14 – Isla de la Juventud – 75 Puntos
15 – Matanzas – 74 Puntos
16 – Industriales – 72 Puntos

Ocho o diez usted escoge, yo sigo prefiriendo 16

lunes, 12 de abril de 2010

Estrellas bailan en casa del trompo


Y se jugó este fin de semana el “promocionado” fuego de la estrellas de la temporada futbolística 2009.2010 en Cuba.

El partido enfrentó al conjunto de los jugadores de mejor desempeño en el pasado Campeonato Nacional y cuya conformación, con la adición de algunos jugadores avileños, podría dar una idea de como debe lucir la preselección nacional, si se decidieran a convocarla, y el flamante Campeón Nacional: Ciego de Ávila.

Según cuenta Dulier Reyes en su blog la selección de estrellas le dio un baile a los hombres de la piña en su propia casa de Morón y terminaron goleándolos con un escandaloso 6:0.

Por los ganadores sobresalió el villaclareño Yenier Márquez, quien anotó un “hat-trick”, a la labor de demolición se unieron además Yoandir Puga, Boris González y el espirituano Ariel Martínez con un gol per cápita.

Es bueno señalar que ambos técnicos le dieron juego todos sus hombres, a excepción de Leonel Duarte y Alexei Carrazana quienes no estuvieron en el banquillo.

Antes de iniciarse el partido la Federación Cubana dio a conocer el cuadro de honor de la pasada temporada que quedó integrado de la siguiente manera:

Jugador más valioso: Alain Cervantes (CAV)
Mejor entrenador: Raúl González Triana (CAV)
Mejor Portero: Anoide Sardiñas (CAV)
Mejor Árbrito (M): Osiel Núñez (PRI)
Mejor árbitro (f): Irasema Aguilera (CHA)
Mejor Asistente: Modesto Hierrezuelo (SCU)

Selección de Estrellas:


Porteros: Vismel Castellanos (Ciudad Habana)
Oslennys Machado (Camaguey)


Defensas: Edgar Márquez (Las Tunas)
Yaisnel Nápoles (Camaguey)
Kanier Dranguet (Guantánamo)
Aliannis Urgellés (Guantánamo)
Yenier Márquez (Villa Clara)
Jorge Luis Clavelo (Villa Clara)


Medios: Armando Coroneaux (Camaguey)
Ariel Martínez (Santi Spíritus)
Carlos Domingo Francisco (Santiago de Cuba)
Adonis Ramos (Granma)
Francisco Alexey Carrasana (Cienfuegos)
Boris González (Habana)


Delanteros: Geovanny Ayala (Las Tunas)
Roberto Linares (Villa Clara)
Ruslán Batista (Granma)
Yoandy Puga (Isla de la Juventud)


Director: Roberto Varona (Camaguey)

Fin de semana de poco brillo

Resultados aparte, el fin de semana que acaba de terminar no fue del todo grato para nuestros futbolistas que actuan en el exterior.

El fin de semana no comenzó bien pues el sábado, Maykel Galindo fue el gran sacrificado por el mal arranque de las Chivas USA y fue enviado al banco de suplentes, el villaclkareño saltó al terreno de juego a los 57 minutos y solo estuvo 19 minutos sobre el gramado ya que debió retirarse a los 76 debido a una torcedura de tobillo que según sus propias palabras lo mantendrá fuera del terreno de juego por dos semanas.

Esa misma noche el otro MLsero, Osvaldo Alonso, partió como de costumbre, en el once inicial del Seattle Sounders equipo que pese a no ser el dominador del partido estuvo a punto de llevarse los tres puntos de la casa del Campeón de la Liga, pero un gol del Real Salt Lake en los últimos segundos del partido decretó el empate a dos definitivo. Ozzie estuvo bastante lejos de su forma habitual y aunque peleó como siempre y ganó varios balones estuvo inexacto en los pases, algo totalmente inusual en él.

También el sábado, pero del otro lado del oceano Atlántico, más precisamente en Holanda, el Heracles Almelo de Samuel Armenteros empató a un gol con el Sparta Rotterdam, en un partido en el que el cubano jugó los últimos 45 minutos del encuentro.

Mientras que en Bélgica el Union St Gilloise de Corral Piñeiro fue superado por el FC Bleid en un juego en el que el capitalino entró al campo a los 87 minutos. Mientras que en Moldavia el Nistru de Apesteguía siguió sin encontrar la puerta y cayó 0:1, en un partido en el que no hemos podido conocer si Joel participó.

El domingo se produjo el regreso a las canchas del guantanamero Samon Rodríguez y pese a que su equipo logró un empate a dos goles, el retorno del cubano no fue del todo auspicioso y fue sustituido a los 50 minutos de juego.

Para cerrar estuvo el encuentro entre el Montreal Impact y el Austin Aztex de los cubanos Eduardo Sebrango y Yordanis Alvarez respectivamente, en el arranque de la segunda división de los Estados Unidos, encuentro que terminó con Victoria 2:0 de los roji-blancos de Alvarez y que deparó una suerte distinta para los nuestros, ya que mientras que el cienfueguero volvió a brillar, moviendo los hilos del medio campo del Austin, el espirituano entró en los 10 minutos finales en busca de una desesperada remontada.

Imágenes del Austin - Montreal