lunes, 21 de enero de 2013

Rumbo al 98 Nacional de Futbol. Incansables entre aspiraciones y desafíos.


ANHELAN AVANZAR A LA DISCUSIÓN DEL TÍTULO EN LA PRÓXIMA EDICIÓN DEL CLÁSICO DOMÉSTICO, CUYO FORMATO AÚN SE DESCONOCE 


El tercer lugar en la edición 97 del Campeonato nacional dejó un sabor agridulce en Los Incansables, de Granma (al sureste de Cuba), y si bien regresaron a la élite del fútbol cubano, la eliminación frente a El Expreso villaclareño en la etapa semifinal los privó de igualar, al menos, el mejor resultado de la historia. 



No obstante haber asegurado un puesto en el podio demostró los avances de esa disciplina en la provincia, mientras planteaba un desafío inmenso para los integrantes del equipo, que aspiran a verse enrolados en la discusión del título de la próxima versión.



"Es un reto porque tuvimos grandes posibilidades de avanzar a la final", rememora el exitoso director de Los Incansables, Manuel Castillo, sobre el desenlace del certamen anterior, cuando el once granmense venció a Guantánamo en la disputa del bronce. 



"Ahora, el primer objetivo es clasificar", señaló, aunque se desconoce la estructura que tendrá el certamen, cuyo inicio está previsto para los primeros días de febrero. 



"Desde el comienzo de la preparación, los muchachos están motivados, y trabajamos sobre los errores del campeonato pasado", agrega, y lamenta las lesiones de Javier Aldana y el atacante Yasnier La Rosa. 



Otros, como el defensa central, Félix Guerra, confían en la preparación que llevan a cabo para enfrentar la primera etapa del campeonato, "hacemos énfasis en la fuerza y en la resistencia", expone. 



Guerra reconoce la importancia de su papel, asimismo recuerda cómo, en varias ocasiones, el equipo ha visto esfumarse la ventaja en la parte final del choque "debido al relajamiento de los zagueros", apunta. 



Aunque en algunas oportunidades faltaron los goles y la concentración en el juego, el también defensa Yeinier Rosabal considera que gracias a la buena actuación de la campaña pasada Los Incansables recuperaron el respeto entre sus principales adversarios.



Rosabal bajó de la preselección nacional que se alistó para la fase final de la copa del Caribe, que concluyó con el inesperado triunfo de Cuba, bajo el mando del granmense Walter Benítez: "Intentaré mejorar en todos los sentidos, me preparo para ayudar al equipo y tener un buen desempeño en el campeonato, y así tener opciones de regresar a la preselección con vistas a la Copa de Oro".



Y si el accionar en la zaga es primordial, no menos importante resulta el de los mediocampistas, aunque en esta ocasión no contarán con los servicios del manzanillero Jorge Ramírez Rondón, de quien aprendió mucho el joven Alejandro Marrero.



"Estamos concentrados en mejorar el bronce de 2012, por eso enfatizamos en los tiros a puerta y en la preparación física", dice Marrero, uno de los cerebros del plantel, junto a Yoel Sierra y Humberto Puig, entre otros.



"Los entrenadores nos exigen ejercer presión en la media cancha e insisten en la salida, además de pensar bien y rápido para filtrar los pases y los delanteros puedan definir", concluye. 



Aún las principales autoridades del más universal de los deportes en el país no se han pronunciado por el formato del venidero clásico. De todas formas, nada impide a los pupilos de Manuel Castillo seguir soñando con incluirse entre los finalistas, como hace 11 años. (Tomado del Periódico La Demajagua. Por Leonardo Leyva Paneque)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada