sábado, 20 de julio de 2013

De la mano del árbitro y el técnico, Cuba de regresa a casa.



La combinación de un planteamiento cobarde y una nefasta actuación arbitral dieron al traste con los sueños de la selección nacional cubana y la lanzaron al precipicio de la eliminación con un aplastante 1:6.

Si la actuación arbitral del central del partido entre Cuba y Estados Unidos fue penosa la de Mark Geiger hoy sobrepasa el calificativo de vergonzosa. El norteamericano no solo otorgó un penal inexistente a los panameños y que terminó en el pronto empate de la Marea Roja, sino que se tragó una expulsión clara de uno de los jugadores panameños por agresión a Corrales, pues de accidental no tuvo nada el codazo que le propinaran al jugador de Pinar del Río y que terminó con el mismo fuera del terreno de juego por largos minutos con la nariz rota, tiempo en el cual cayó el segundo gol panameño, además Geiger se tragó dos penales inexistentes a favor de Cuba cometidos por Chenn sobre la humanidad de Ciprian, el segundo de ellos del tamaño del estadio y el cual la producción, cómplice, demoró casi 10 minutos en repetir.

¿Qué hubiese pasado si no se hubiese pitado el mencionado penalti y se hubiese expulsado al jugador panameño? ¿Qué hubiese sido con Cuba ganando 1-0 y con un hombre de más? Eso no lo sabremos nunca, porque mister Geiger nos privó de ello, pensamos que el morbo del Panamá – México, la posible revancha mexicana sobre el equipo que los derrotó en la primera mitad pudo más que el de un México – Cuba muy desbalanceado, había que darle la oportunidad a los mexicanos de lavar la afrenta, además de las ganancias que puede generar un México – Panamá con el antecedente de la primera ronda son claramente superiores a las que pudiera generar a la que generaría el encuentro entre los aztecas y los Leones del Caribe.

Pero árbitros y conjeturas aparte, lo cierto es que Cuba perdió por ser mezquina, roma, sin ambición, un equipo que olvidó sus virtudes y agrandó sus defectos gracias a un planteamiento táctico cobarde de Walter Benítez, que a diferencia de Dely Valdés no hizo su tarea y que prefirió la mediocridad de ceder el balón al contrario encerrarse atrás y esperar, como ocurriera con Belice en esta Copa Oro, un jugador le arreglara el partido.

Walter tiró a la basura los videos de los dos previos enfrentamientos entre los nuestros y los canaleros y en el juego de constante pases y rotación de jugadores y balón, propuesto por Alexander González le causó grandes dolores de cabeza al conjunto panameño con el que se cayó por un estrecho margen 0-1 en la Ciudad de Panamá y se empató en La Habana, mientras que el técnico de la Marea Roja conocedor de la debilidad defensiva del menor de los Colomé convirtió ese lado de la cancha en un puntal de su defensiva por donde entraron una vez sin que la defensa cubana, individualista y sin relevos pudiera contenerlas.

Cuando se antojaba una Cuba más ofensiva, con hombres que pudieran tener el balón y apoyar a Ariel Martínez en la creación del juego buscando suministrar balones a nuestro delantero y mantener alejado el balón de los predios de Molina y la zona defensiva cubana, evidentemente los puntos flacos de la Tricolor, se optó por poblar el mediocampo con tres contenciones, que poco podían aportar a la tenencia del balón, replegándose el equipo sobre el área cubana, y entregándole la de gajos a un equipo inspirado, que sabe usarla y con una delantera letal, un libreto usado ya en los dos primeros partidos del torneo con resultados desastrosos, el desenlace de hoy… mucho más estrepitoso.

Walter hizo propia su filosofía de dejar el pasado en el pasado y terminó cometiendo los mismos errores, tampoco entendió que un equipo que se desarma no se arregla agregando delanteros y si hombres en la media que puedan asumir la tenencia del balón y la suministración del mismo a los delanteros, pues el trabajo de los mismos es finalizar no crear.

Sus cambios tanto de jugadores como de posición partieron aun más al equipo cubano, dejándolo sin media cancha, y convirtiéndolo en solo dos bloques, tres arriba y el resto atrás muy mal colocados, lo que propició la esterilidad en el ataque y el desastre en una defensa que se vio muy mal trabajada y que siempre fue superada por el conjunto canalero que no se llevó una goleada de escándalo a favor por el buen trabajo de Molina bajo los tres palos.

Cuba perdió no solo porque Mark Geiger nos apuñaleo miserablemente, sino porque nuestro técnico nos envenenó de mediocridad y miedo, porque Cuba nunca buscó arriba, ofender al rival, los goles para pasar de ronda porque no se puede pretender pasar a la siguiente ronda si solo se dispara una sola vez en 90 minutos.

Panamá ganó porque así lo mereció pues más allá de los regalos de Mister Geiger, fue el mejor de los dos y el que buscó desde el inicio el acercarse al área rival y hacerle daño en el terreno de juego, ganó porque el futbol suele premiar al que sueña y no con el mezquino, ganó porque el Compañero Benítez dejó su equipo jugar a la Ruleta Rusa con la todas las balas en el cargador.

viernes, 19 de julio de 2013

MH 7, SE NOTA LA AUSENCIA


Por Mario Herrera
Marcel es un jugador diferente. Muchos lo consideramos “el más talentoso” que hay en nuestro país. Es el gran ausente en la Copa Oro.

Sin dudas se le hecha de menos en la selección. Sus regates, la magia que despliega cuando tiene la pelota son inigualables, su capacidad ofensiva y goleadora, su visión de juego, son elementos únicos en un fútbol como el nuestro.

Sin embargo también tiene defectos. Es un volante mixto que no colabora en la defensa, flota hasta que le llega el balón y solo entonces comienza su juego, no se mueve a menos que la tenga en sus pies. El técnico de la Sele dijo que no lo había llevado porque no estaba en “buena forma física”.

Cierto o falso, lo cierto es que no está y hace falta. Cuba sin Marcel es Argentina sin Messi o Portugal sin Cristiano,. Tengamos en cuenta que el máximo goleador de nuestro campeonato fue el mediocampista Yenier Márquez, lo que deja a las claras la ausencia de nueves fijos que tengan pegada a gol.

Si sumamos que marcó 16 tantos en más de veinticinco partidos nos pone más claro el panorama.

Tengo Amistad con Walter Benítez. Creo que cualquier diferencia de opinión es tratable si se hace con respeto. Difiero de Walter. A Marcel lo llevo aunque esté en coma. Aun así me aportará lo necesario y hasta le doy bancoterapia para estimularlo, pero lo llevo.

Esa es mi opinión. El técnico tiene la suya y la respeto. Ha demostrado que sabe lo que hace y apoyo aunque difiera.

De todas formas no podemos darnos el lujo de perder a MH7, no andamos sobrados de “diferentes” y no por gusto muchos lo consideramos “el más talentoso” de nuestro país.

Un último aplauso para un ídolo cubano





En algún momento de los diez próximos días, un pilar de la selección cubana saldrá por última vez de la cancha.

El veterano guardameta Odelín Molina no sabe si su despedida llegará cuando termine el choque de cuartos de final de la Copa Oro de la CONCACAF que enfrenta este sábado a su país y a Panamá en Atlanta, si será después, en semifinales, o en la propia final del 28 de julio, en Chicago. De cualquier modo, Molina, que cumple 39 años en agosto, colgará los guantes cuando suene el pitido final de uno de esos duelos.

A principios de esta semana el portero habló de su inminente retirada, y una lágrima le recorrió la mejilla. "Va a ser muy triste para mí", confesó a FIFA.com. "Ojalá pasemos a la siguiente ronda. Personalmente, yo sé que lo daré todo, y también mis compañeros dentro del campo". Y continuó: "Es duro. Me duele retirarme. Es un momento muy difícil para mí".

Osvaldo Alonso está contento por la selección de Cuba en Copa Oro: "Siento nostalgia y quisiera estar con ellos”



SEATTLE - El pasado martes en el estado de Connecticut la selección cubana se clasificó de manera agónica a los cuartos de final de la Copa Oro al derrotar 4-0 al combinado de Belice. Tres de los tantos los consiguió Ariel Martínez y el cuarto gol que necesitaban los cubanos para avanzar, lo consiguió Yénier Márquez al tercer minuto de reposición en el segundo tiempo.
Mientras Martínez y compañía celebraban jubilosamente sobre el terreno del Rentschler Field en East Hartford, Osvaldo Alonso observó con nostalgia el encuentro por televisión en su residencia en Seattle.
“Estoy contento por el equipo, uno siente nostalgia y quisiera estar con ellos”, dice el mediocampista de los Seattle Sounders, quien desertó del combinado cubano en la Copa Oro de 2007 y gracias a su talento se ha convertido en uno de los jugadores más llamativos de la MLS.

jueves, 18 de julio de 2013

Ariel Martínez, en números



Ariel Pedro Martínez González
Pocisión: Mediocampista
Fecha Nac: 09.05.1986
Lugar Nac: Sancti Spíritus
Estatura: 176 cm
Peso:  65 Kg
Equipos: Sancti Spíritus

El último gol... en silencio

Por Arian Alejandro 
Truenos y relámpagos, una fuerte lluvia, hicieron que a falta de siete minutos para el final del partido más lo que agregara el árbitro principal, la tensión por saber si Cuba clasificaba a la siguiente ronda de la Copa Oro 2013, se tornara eterna. Esta situación climatológica provocó que Radio Rebelde perdiera la señal por la que estaban narrando el decisivo duelo Cuba-Belice.

 Me volví un impaciente crónico. Caminé por mi casa de lado a lado, rezando, implorando, no se si a las once mil vírgenes o a otro poder supremo, el caso es que me costaba aguantar el estar sin saber lo que ocurría a más de 90 millas de mi isla bella, donde seguramente había sol y cielo azul.

 De pronto una voz dice: -Aquí me parece ver un cuarto gol de Cuba-, era el que necesitaba la selección para pasar a cuartos de final; pero sinceramente a priori no lo creí, mi mente se había quedado anclada con el hat-trick de Arielito. La frase sonó a duda, ya era demasiada la presión, y no exagero, eso pasa cuando eres fan de algo en lo que muy poca gente pone ni una gota de fe.

 -¡Confirmado!, ¡Es oficial!, Yenier Márquez es quien tiene adjudicado la cuarta diana de Cuba-, dijo el comentarista que estaba tras el teléfono buscando la información en la red de redes, porque la señal jamás regresó. Ahí fue que comencé a bajar tensiones, a reírme y hablar conmigo mismo, a convencerme de que no era un sueño, la mayor de las antillas seguía en competencia.

 No obstante, hoy, espero a que sean las 9:30pm para sentarme frente al televisor y con la misma ansiedad de 48 horas antes; pero con la seguridad de saber el final de la historia, disfrutar del partido en el que mi isla caribeña cumplió deberes, rompió pronósticos e hizo historia clasificando por segunda vez a la instancia de cuartos en las Copas Oro, evento en el que las alegrías sucumben ampliamente ante las tristezas.

 El próximo rival de Cuba será Panamá, tierra de peloteros, boxeadores y baloncestistas, pero que ha hecho un trabajo bien fuerte con el más universal de los deportes y en estos momentos resulta un muro al cual hay que entrarle con muchas ganas para poder sobre pasarlo. De todos modos ya yo estoy contento, este sábado donde quiera que esté, iré acompañado de un pequeño radio para no perder detalle del choque de los míos frente a los “canaleros”.

 ¡Seguimos pateando el balón!     
(Cortesía de http://vivaelfutbolcubano.fullblog.com.ar)

miércoles, 17 de julio de 2013

Cordovés otra vez al equipo de la semana.

-->
Por tercera vez en lo que va la temporada el capitalino Heviel Cordovés inscribe su nombre en el Equipo de la Semana de la USL, esta vez, al igual que la última como mención especial en reconocimiento a su tremenda labor en los minutos que tuvo frente al líder del torneo el Orlando City y el VSI Tampa FC.

Cordovés quien vino desde la banca en ambas ocasiones, probó ser el hombre más importante para el Charleston Battery en el ataque en los últimos tres encuentros del Club.

Tras haberle salvado un punto al equipo aurinegro con su golazo de último minuto, Cordovés llegó al partido del Jueves con tres goles y una asistencia en el torneo. Con el partido en desventaja de 1:2 su coach lo mandó al terreno en busca de revivir el milagro de cuatro días antes y el Cordo casi le hace la tarea por segunda vez a los de Orlando.

Siete minutos después de haber entrado, el “16” recibe un balón en el borde del área del Orlando, hace malabares con el balón para acomodárselo para su izquierda y dándose la vuelta saco el cañonazo con comba interna buscando el segundo palo del arquero, el balón alcanza tocar a un defensor local y la bola se va besando la escuadra.

Nada mal.


Por: Mario Herrera
 No me malinterpreten. Ayer di los gritos más gritados de mi vida y me comí las uñas como hacía tiempo. Estoy feliz de lo que consiguió nuestra selección de fútbol, pero no nos engañemos. La Sele jugó mal.

Los que pudimos ver el encuentro tuvimos algunos momentos para comernos las uñas. El 4-0 conseguido solo maquilla la realidad. La defensa estuvo errática por momentos, y si no nos vacunaron los beliceños es porque realmente tienen más carencias que nosotros.

 Pases filtrados y “sueño” de la defensa por izquierda, sector del pinareño Corrales y que en ese momento cubría Yoel Colomé. ¿Y Odelín? Que a sus treintainueve años haga algo como lo que hizo… 

El mediocampo estaba lleno de hombres incómodos. Yenier, como pez fuera del agua, Alianni Urgellés quita balones, a veces. Otras no sabe qué hacer en ofensiva. A Jaine nunca lo he visto tan mal como en este torneo, aunque le sobra fútbol para generar.

Corrales fue un “durañón” y no puso una en ataque. Beto fue el de siempre, trabajador y aplicado, a Ciprían le llegaron muy pocos balones y de puga salió casi el tercer gol, más uno que le anularon y el pase a Yenier.

Salvo a Ariel Martínez que sí jugó un partidazo.

Pero lo dicho. Si mantenemos esas deficiencias Panamá nos va a hacer daño. A Ariel lo van a marcar escalonado y fuerte. Creo que también a Beto porque son los que generan opciones y si los centroamericanos presionan desde la salida, desde bien atrás, nos la vamos a ver negra. Tiene que aparecer el “Colo”. Si él no genera no podemos. Yenier anda corto de ideas como nunca y debe enlazar las líneas. A jugar a ras de pasto y por velocidad, sin despistes defensivos de ningún tipo y eso sí, los cambios como hasta ahora, ofensivos, a buscar el resultado.

Creo que podemos ganarle a Panamá, solo que no se puede fallar de cara a puerta. Mi preocupación es que el equipo no lució bien ante un rival claramente inferior, pero los “canaleros” son harina de otro costal, sino pregúntenle a México.

Cuba – Belice, el Uno por uno.


Odelín Molina: Flojo muy flojo en las pocas veces que fue exigido, estuvo a punto de echar por tierra la clasificación con una entrega totalmente inocente a un delantero de Belice.

Renay Malblanche: Nuevamente el gran baluarte de la defensa cubana, resolvió con claridad las pocas ocasiones que fue exigido.


martes, 16 de julio de 2013

¡Adentro!


Y el futbol hizo justicia, Yenier el Gran Capitán en tantas batallas ausente en la Copa de Oro, selló una remontada histórica y mandó a Cuba a los Cuartos de Final.

Difícil, muy difícil, pero no imposible habíamos dicho en la previa y se cumplió, Cuba logró lo que al inicio del juego parecía una quimera: pasar a los Cuartos y lo hizo en el último segundo… en un partido para el infarto y lo hizo por tener a un jugador diferente, único como sacado de una novela: Ariel Martínez.

El hombre que estuvo a punto de no hacer el viaje a la Copa de Oro fue quien lideró, al equipo a una actuación histórica con una actuación que solo los grandes, los diferentes pueden redondear, tres goles y una asistencia hablarían por si mismos de la gran actuación de Arielito pero fue el espirituano mucho más que goles, fue un solista brillante en medio de una orquesta desafinada, una que en medio del desespero atropellaba las notas de un partido trascendental.

Cuba fue desde un inicio el que quiso, el que propuso y el que buscó el arco rival, atropellad en muchas ocasiones pero brillante cuando el balón llegaba a los pies de Ariel, Arielito probó y probó, primero con un baile sobre el balón para quebrar la cintura del marcador y después con dos disparos pegados al palo derecho del arquero.

Cuba era más, pero solo tenía claridad en los pies de Arielito, esta vez metido como un “10”, Jaine no funcionaba y era un recital de errores, Yenier se veía incómodo y claramente no era el hombre que necesitaba la tricolor para armar sus ataques, Yoel no aparecía en la punta de ataque, Corrales no lograba poner ningún centro sobre el área y el Beto tenía las luces nubladas.


 El Genio en toda su expresión, Arielito tiró de la nave cubana, como nadie había tirado nunca de ella.

Y como dice el dicho, quien prueba y prueba lo consigue, la defensa beliceña no tomó nota de los dos primeros avisos de Ariel y terminó pagándolo a los 38 cuando el espirituano recibió un balón al borde del área, aglutinó hasta tres defensas para con su zurda mágica sacar un disparo con comba que se metió junto a la base del poste derecho.

Un uno a cero que revivía las expectaciones cubanas pero un uno a cero corto, mezquino, poco premio al esfuerzo de los nuestros.

Y así Cuba inició la segunda mitad, con ganas pero sin cambios ni de planteamiento, ni en una escuadra llena de jugares de corte defensivo, que pedía cambios a gritos, sustituciones, rotaciones de jugadores, pero no llegaban desde la banca.

Sin cambios Cuba pareció caer una vez en el agotamiento físico y Belice comenzó a manejar el partido, sin crear peligro por si misma mostrando una inocencia pasmosa, el corazón se apretaba y cada segundo era una puñalada en nuestros sueños, pero quien tiene al Genio, tiene el futbol y los goles y Cuba lo tenía y vestía la casaca 11.

Ariel entró como un cuchillo en mantequilla por entre la defensa de Belice y con un zapatazo al primer poste puso el 2-0 sacando a todos de la modorra incluyendo a Walter Benítez que decidió meter entonces a Liván Pérez por Aliannis Urgellés cambio que probaría ser determinante en los minutos finales del partido.

A los 68 minutos en una jugada fortuita el capitán cubano Jorge Luis Clavelo, se lesiona tras tropezar sobre el césped Rentschler Field y lo que se pintaba para un cambio ofensivo, meter toda la carne en el asador a falta de 20 minutos para el final y necesitando dos goles para conseguir el pase, sirvió para demostrar la incapacidad de Walter para cambiarle la cara a su equipo y prefirió como siempre un cambio de hombre por hombre al meter Yasmany López en lugar del villaclareño, cambio que casi cuesta el ticket.

Puga buscaba y cometía los mismos errores una y otra vez, desaprovechaba los innumerables corners que tuvo a disposición, Ciprían se perdía al frente, Corrales seguía con su imposibilidad de poner la bola correctamente al corazón del área centroamericana.

Había que buscar piernas frescas y por fin a los 77 el técnico cubano se dio cuenta e hizo entrar al Rifle Puga.

Cuatro minutos más tarde llegaría una jornada que sería definitoria en el transcurso de los minutos finales del juego, Liván Pérez arrancó a pura velocidad por la izquierda y el contención beliceño Gaynair no tiene más remedio que derribar al camagüeyano para recibir de esta manera su segunda amarilla del partido y ver la roja, una inyección de pura energía para un equipo cubano, que ya tenía la fiera herida y buscaba rematarla.


Aun no habían digerido los centroamericanos la expulsión cuando el Rifle roba un balón cerca del área, el balón le llega al Beto que con un pase raso a Arielito terminó desarmando a la defensa beliceña, Ariel amagó con rematar con su zurda mágica, pero terminó tocándola con la derecha al primer palo ante un portero vencido hacia el segundo.

Uno más, hacía falta solo uno más y seis minutos para vivirlos de pie, comiéndose la uñas o las palmas apretadas pidiendo a las almas celestiales y llegó justo sobre el minuto 90, pase filtrado Puga le gana las espaldas a la defensa, se abre y define cruzado ante la salida del arquero, GOOOLLLL, grito, celebración que se ahoga cuando el árbitro lo anula por fuera de lugar, no puede ser, ¡la repetición, la repetición! Como es posible el Rifle sale de atrás, nos acaban de robar el gol la clasificación el alma se desploma. ¿Habrá otra oportunidad? ¿Otro gol en apenas un minuto?

Aun queda tiempo y tenemos a Arielito, balón por la derecha, para el 11, el de los zapatos amarillo, la pirueta sobre el rival y el centro para un Liván Pérez, este si en fuera de lugar por una pulgada, y el morenazo se la deja para un ícono del futbol cubano Yenier Márquez y el Croki, como hizo 16 veces en el 98 Campeonato Nacional de Futbol la mandó al fondo de las redes, con un toque sutil, casi besando el balón con su pie derecho para que este fuera a besar las redes ante el estirón inútil del guardameta beliceño, un histórico nos metía en la historia, ¡4-0 y pase a Cuartos!

Cuba obligada a golear a Belice para avanzar a cuartos de final


Los resultados de la última fecha competitiva del grupo B en la Copa de Oro de la CONCACAF dejaron a Cuba en la compleja situación de ganar por goleada su partido ante Belice para poder acceder a la ronda de cuartos de final. Las derrotas de Haití frente a El Salvador y Honduras contra Trinidad y Tobago obligan al once nacional a marcar más de cuatro goles para obtener el último boleto a la siguiente fase de la máxima competición regional.


Para el trascendental encuentro en el Rentschler Field de Hartford, el seleccionador nacional Walter Benítez realizará variantes en su esquema táctico en busca de mayor juego ofensivo y llegada por los laterales.


“Hoy nos la jugamos toda, hay que hacer 4 o más goles, algo difícil en el futbol, pero tendremos que darlo todo. Tengo algunas variantes que entrenamos ayer y es posible meter a

Una cuesta muy pesada

La que tundra que subir la selección cubana de futbol si desea pasar a la siguiente ronda de la presente Copa Oro, tras los resultados de hoy en el Grupo B.
Cuba necesitaba que tanto Honduras como Haití ganaran sus encuentro de hoy para con una victoria mañana sobre Belice poder colarse en Cuartos, pero las derrotas de ambos conjuntos obliga ahora a la selección cubana, no solo a ganar, sino a hacerlo por cuatro goles de diferencia.

lunes, 15 de julio de 2013

La Union arranca con derrota la pretemporada.

Los muchachos de Anderson Padrón iniciaron hoy, bajo una pertinaz llovizna su pretemporada frente al Campeón de la Primera División de SSM Premier, el Alianza, con marcador de 4-2.
Fue el equipo Aliancista quien puso las condiciones durante gran parte de la primera mitad gracias a su mejor oficio y experiencia, ante el joven plantel cubano que mostró muchos nervios y problemas de actitud durante esa mitad convirtiendo a su portero Asiel Tejera y los palos en las grandes figuras de esa mitad muy a pesar de los dos goles en contra.
Para la segunda mitad comenzaron los cambios entre ellos la inclusión del portero matancero Andy Ramos, seleccionado nacional cubano y recientemente llamado por los Strikers de Fort Lauderdale, miembros de la NASL, para su pretemporada y el equipo pareció sentir las palabras de Anderson en el entretiempo y jugó sin el miedo escénico de la primera parte, mejorando el control del esférico gracias al tremendo trabajo en la media cancha de Juan Joel.

La Historia de Yordanis

ES HORA DE APAGAR EL “MOTORCITO”

POR: MARIO HERRERA
 No era el final que me esperaba. Las lágrimas no dejan hablar cuando ahogan. Lo ví y dejé pasar. En su última temporada con el Habana, Jaine Colomé Valencia no discutió el título de campeón de Cuba.
  El 30 de junio de 1979 nació en la entonces Ciudad de la Habana.

 “Mi infancia fue dura, dificil,hijo de padres divorciados y casi todo el tiempo en la calle (…) jugaba cualquier deporte, siempre tuve aptitud para ello. Béisbol, baloncesto, lucha, pero me incliné por el fútbol como a los ocho años”
  
Así me habló unos días antes. Tranquilo, de cómo comenzó en la Pre EIDE Alfredo Sosa del Cerro, de las Espartaquiadas y otras competencias. “Con el equipo de la Alfredo Sosa fuimos campeones nacionales. En los juegos Ismaelillos de Cienfuegos, quedamos terceros, muy por debajo de lo que se esperaba”.
 

BETO: “Para llegar a la selección pase mucho trabajo”



 Por: Mario Herrera
 Alberto Gómez Carbonell nació en Guantánamo en 1988, Celebra sus cumpleaños cada doce de febrero. Desde los once juega fútbol. Hoy representa a su provincia, y a Cuba.

 “Practiqué varios deportes cuando niño, pero me decidí por este (…) fue el que más me gustó y gracias a esa decisión estoy hoy con la selección nacional (…)  Había un terrenito por allá y casi siempre era lo que jugaba.”

 “Hubo unos juegos escolares por Cienfuegos. Allá el entrenador Manuel Rodríguez me captó. Después me avisaron y esperé para venir a La Habana

Felicidades Moregol



Hoy es el cumpleaños de uno de los goleadores más letales que haya tenido nuestro fútbol, el avileño Léster Moré, sus goles nos pusieron a soñar más de una vez y alegraron nuestros días, es por ello que el Blog del Futbol cubano le desea un feliz cumpleaños a este cubanas o, maestro del área chica, Lester More el Sonero del Gol.

Cuba con las “H”.


Haití y Honduras dos equipos por los que Cuba hará barra hoy.
Hoy muy bien pudiera definirse el destino de la selección cubana de futbol en la presente Copa Oro, destino que pasa por dos equipos cuyos nombres comienzan con la letra H: Honduras y Haití, este último además dirigido por el cienfueguero Israel “Kiki” Blake y es que, tras los resultados de hoy, una victoria o un empate de estos en sus compromisos de hoy pudieran abrirle las puertas a Cuba a Cuartos de Final, siempre y cuando Cuba venza a Belice.

Los cubanos en el fin de semana


Yordany se ha adueñado de la media cancha en el Real Salt Lake
Mucho, muchísimo futbol vivieron los jugadores cubanos este fin de semana, uno de los más futboleros de los últimos meses, con actividades a casi todos los niveles, pues a la ya conocida actuación de la Tricolor frente a los Estados Unidos durante la Copa Oro se sumo la actuación de los jugadores cubanos que militan en las diferentes Ligas norteamericanas.
El maratón futbolístico comenzó el jueves en la ciudad floridana de Orlando cuando los tres Mosqueteros (Chang, Cooper y Cordovés) llegaron a esa ciudad para enfrentar al líder de la USL, el Orlando City, en el primero de una serie dos juegos que incluiría también un partido, el sábado en la vecina ciudad de Tampa, contra el VSI.

domingo, 14 de julio de 2013

Cuba – Estados Unidos, mi Uno por Uno.



Odelín Molina: Mejoró muchísimo con respecto al primer juego, con algunas intervenciones interesantes, nada que hacer en los goles, tal vez a señalar en el penalti de Donovan que se vence muy rápido al palo contrario a pesar que Landon mira exactamente a donde la va a tirar.